¿Sabías que las casas eficientes eran más fáciles de decorar que ninguna?

20 de septiembre de 2019
  Blog
sabias-casas-eficientes-faciles-decorar-ninguna.jpg

Ahorrar energía es posible en las casas más eficientes. Por ello en este artículo vamos a darte unos consejos de decoración que te ayudarán a bajar el importe de tu factura y, además, de una forma mucho más sencilla de lo que crees.

¿Cómo ahorrar al contratar la luz?

Cada día la luz tiene un precio más excesivo. Según la organización de consumidores Facua, la factura de electricidad se ha encarecido más de un 80% en la última década. Por eso cada día más consumidores buscan soluciones para ahorrar energía con el fin de conseguir bajar el importe de su ya de por sí excesiva elevada factura.

La decoración puede ayudarnos a ahorrar energía, sin embargo un momento clave que marca parte del montante del recibo es cuando vamos a dar dar de alta la luz, ya que al contratar, es cuando elegimos cuál va a ser la potencia contratada.

La potencia eléctrica contratada es el número de kW (kilovatios) de potencia que va a tener nuestro suministro, y cuya extensión será la capacidad que tenga la instalación para soportar todos los electrodomésticos conectados al mismo tiempo. Por eso es muy importante elegir una potencia eléctrica contratada suficiente para que se produzcan constantes cortes de suministro. Sin embargo, cuantos más kilovatios contratemos, mayor será el precio de la potencia contratada y más pagaremos en nuestra factura. Por ello para ahorrar es importante elegir justo la potencia que necesitamos.

¿Cómo decorar una casa para que sea eficiente?

Cuanto más eficiente es una casa más nos ayuda a ahorrar en nuestra factura. Y curiosamente, es un tipo de decoración muy sencilla, ya que debe aprovechar al máximo la luz natural. A continuación vamos a darte una serie de consejos para que puedas ahorrar decorando tu casa:

  • Es muy importante dejar pasar la máxima cantidad de luz natural posible a la casa, por ello debes escoger cortinas blancas o translúcidas, para que la luz del sol pueda entrar.
  • Evita recargar las estancias con muebles y colocarlos cerca de las entradas de luz.
  • Dispon espejos frente a las ventanas para conseguir duplicar la luz natural. De esta forma la iluminación solar invadirá cada recoveco de la habitación.
  • Pinta las paredes y techo de blanco. De esta forma la luz se reflejará más, en lugar de lo que ocurre con los colores oscuros o el negro, ya que absorben la luz. Puedes hacer lo mismo para la ropa de cama o los muebles. Colchas, sillones y estanterías blancas o de colores blancos también favorecerán la luminosidad.
  • Sustituye la iluminación de bombillas incandescentes tradicionales por bombillas LED. De esta forma ahorrarás más de un 60% en iluminación eléctrica y podrás regular la intensidad o incluso jugar con las graduaciones de colores.
  • Aprovecha las reformas para instalar detectores de movimiento. Así cuando no estés en una habitación la luz se apagará automáticamente y dejarás que practicar este malgasto tan común.

Si te has quedado con ganas de saber más sobre prácticas y hábitos para ahorrar energía, te invitamos a leer el siguiente artículo. Y ahora ya sabes que el ahorro no está reñido con el buen gusto.